Perjudica plomo salud de población; derrame en el Río Sonora 2014

                                   
E-Mail: monitorguaymas@prodigy.net.mx         Color   

Banner

Perjudica plomo salud de población; derrame en el Río Sonora 2014


De acuerdo con la UNAM, siete de cada diez niños de San Felipe tienen este metal en la sangre; advierten problemas de audición y memoria

Perjudica plomo salud de población; derrame en el Río Sonora 2014

De acuerdo con la UNAM, existe un riesgo elevado a la salud por la exposición a plomo en este municipio serrano del estado de Sonora, que colinda al norte con Banámichi y al sur con Aconchi; especialistas recomiendan no comer los cultivos que tienen mayor contacto con la tierra.


Tomado de Excélsior
ERNESTO MÉNDEZ Y DANIEL SÁNCHEZ DÓRAME/ ENVIADO Y CORRESPONSAL
7 de agosto de 2018

CIUDAD DE MÉXICO. Una investigación de la UNAM, guardada celosamente por Grupo México durante dos años, advierte que siete de cada diez niños de San Felipe de Jesús, a la vera del río Sonora, podrían tener altas concentraciones de plomo en la sangre, un metal pesado de color gris-azulado.

El estudio en poder de Excélsior señala que existe un elevado riesgo a la salud por la exposición a plomo en este municipio serrano del estado de Sonora, que colinda al norte con Banámichi y al sur con Aconchi.

El informe final del Diagnóstico Ambiental en la Cuenca del Río Sonora afectada por el derrame del represo Tinajas 1, de la mina Buenavista del Cobre, en Cananea, indica que las muestras recolectadas exceden casi cinco veces los valores de referencia de la Norma Oficial Mexicana, de 400 miligramos por kilogramo, con un máximo de mil 945 miligramos por kilogramo de plomo, en la fracción de suelo adherible a las manos.

“Los datos de bioaccesibilidad indican que más de 70% de la población infantil de San Felipe de Jesús podría tener niveles de plomo en sangre superiores a 10 microgramos por decilitro, lo que representa un alto riesgo para su salud”, alerta el documento.

De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), los efectos del plomo en el organismo, se pueden presentar después de acumularse por algún tiempo con síntomas de anémia, debilidad, estreñimiento y parálisis en muñecas y tobillos.

El plomo disminuye la inteligencia, produce retraso en el desarrollo motor, deterioro de la memoria y problemas de audición y equilibrio.

La investigación pagada con recursos del Fideicomiso Río Sonora y realizada por el Instituto de Ecología y el Instituto de Geología de la UNAM, con fecha del 10 de octubre de 2016, recomienda “realizar estudios de isótopos de plomo en los materiales geológicos (identificación de la fuente), en sangre de los habitantes de San Felipe de Jesús y comunidades localizadas al sur, así como en sangre de ganado y fauna silvestre”.

De forma paralela, la doctora Reina Castro Longoria, profesora investigadora de la Universidad de Sonora en el área de Biología y Ecología realizó un estudio con miles de muestras de alimentos recolectados desde Arizpe hasta Ures, donde descubrió presencia de arsénico en lácteos, plomo en frutas y hortalizas, cadmio en maíz y sorgo, así como aluminio y hierro en cebada.

“Los cultivos que están más contaminados son los que tienen mayor contacto con la tierra, por ejemplo, el ajo, el chile y el cacahuate, así como los tubérculos como las papas”, explicó.

Por un lado están los estudios científicos, y por el otro, el día a día de los habitantes de las comunidades del río Sonora, como el caso de don José María Torres, habitante de Baviácora, a quien el derrame de la mina Buenavista del Cobre lo sorprendió en su milpa, inundando su cosecha y ahora tiene manchas color cobrizo en la pierna derecha.

“Mucho polvo, y enchiloso el polvo, me dolían los ojos, estaba muy hediondo el polvo, y los que también anduvieron levantando las pacas cuando yo las hice, también les dio mucha rasquera en las manos”, relató.

Marco Antonio García, representante del Frente Unido Río Sonora, es un campesino convertido en activista por necesidad, que ha dado una dura batalla contra Grupo México y que tiene altos niveles de aluminio en la sangre.

“Los médicos lo único que recomiendan es comer verduras para detener el metal pesado, para que no siga creciendo, eso acarrea el cáncer”, lamentó.

Vacas y caballos siguen muriendo sin ninguna explicación, igual en Huépac que en Bacanuchi, a cuatro años de la peor tragedia ambiental de la industria minera en México.

“Ha habido animales que se mueren en el río, ya tenemos evidencias nosotros, hace poco murió un caballo, porque llovió y se hicieron charcos en el río, tomó agua y se murió”, comentó.

En la propia Cananea, donde opera la mina Buenavista del Cobre, la contaminación es evidente, ya que en el aire circula un polvo blanco que carcome la carrocería de los vehículos.

“Aquí todos los días hay un derrame de un polvito blanco que la gran mayoría de la gente lo puede atestiguar, es un polvo que si tienes un carro blanco lo va cambiando a un color amarillento”, manifestó Humberto de Hoyos Robles, habitante de Cananea.

Las 24 horas del día corre al aire libre desde la mina, como un torrente, una sustancia gris aceitosa con manchas amarillas, resultado de los procesos de lavado del cobre, que va a parar a la presa de jales, la misma que se desbordó en agosto de 2014, que desde el aire se ve más grande que la propia ciudad de Cananea.

La Palapa de Leslie Restaurante en Guaymas



  








Ferreteria El Coca









Decore Guaymas






Taller mecanico Mike