shopify analytics


                                   
E-Mail: monitorguaymas@prodigy.net.mx         Color   

Banner

García Luna recibió 56 mdd en sobornos del Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva: “Rey Zambada”



García Luna recibió 56 mdd en sobornos del Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva

Genaro García Luna, extitular de la SSP. Foto: Octavio Gómez


Tomado de Proceso
J. JESÚS ESQUIVEL
20 de noviembre de 2018

NUEVA YORK (apro).- En la corte de Nueva York, donde se realiza el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán, Jesús Zambada García, El Rey, aseguró que entre los años 2005 y 2007 Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón, recibió alrededor de 56 millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa y de los hermanos Beltrán Leyva.

El hermano menor del Ismael El Mayo Zambada García, jefe del Cártel de Sinaloa, también comentó que en 2005 un funcionario del entonces jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, fue sobornado por la organización criminal para eventualmente proporcionar protección a la organización criminal.

En la quinta audiencia del juicio que se celebra en la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, El Rey hizo las escandalosas revelaciones durante el interrogatorio al que fue sometido por William Purpura, uno de los abogados del equipo de la defensa de El Chapo.

“Vamos a hablar de corrupción”, le dijo el abogado a Zambada, antes de hacerle las preguntas con la venia del juez federal Brian Cogan.

–¿Su hermano Mayo Zambada tenía un interés particular en García Luna? –preguntó Purpura.

–Correcto –respondió quien fuera uno de los principales lugartenientes del Cártel de Sinaloa hasta octubre de 2008, cuando fue arrestado en la Ciudad de México.

–¿Entre los años 2005 y 2006, ¿usted y su hermano Mayo se reunieron con García Luna en un restaurante?

–No recuerdo ahora –reviró El Rey.

Para “refrescarle la memoria”, el abogado presentó al hermano de El Mayo Zambada la transcripción de las declaraciones que hizo en 2012 (semanas después de haber sido extraditado a Estados Unidos) ante fiscales del Departamento de Justicia y agentes de la DEA (Administración para el Control de Drogas) como parte de su compromiso de cooperación para incriminar a los líderes del Cártel de Sinaloa y con ello evitar que, cuando se le sentencie por narcotráfico, le den cadena perpetua.

“Perdón, perdón, señor”, comenzó diciendo El Rey a Purpura después de que éste leyó el documento de la transcripción de las palabras de aquel, después del acuerdo que hizo con el gobierno de Estados Unidos para traicionar a sus antiguos secuaces en el Cártel de Sinaloa, incluido su hermano El Mayo.

“Yo no dije que mi hermano Mayo se reunió con García Luna, yo dije que nos reunimos con él; yo y el abogado de mi hermano, Oscar Paredes”, aclaró El Rey, enjuiciado en la capital estadunidense.

–¿La reunión con García Luna fue en un restaurante? –volvió a cuestionar el abogado de Guzmán.

–Así es –contestó el hermano de El Mayo.

–¿Le entregó a García Luna un portafolio (maleta) con tres millones de dólares para sobornarlo? –machacó Purpura.

— Correcto –subrayó Jesús Zambada García.

El abogado de Guzmán Loera cuestionó sobre la intención del soborno millonario a quien fuera titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en el sexenio de Vicente Fox, y El Rey Zambada respondió que su hermano Mayo quería que García Luna asignara como jefe de la AFI en Culiacán a un comandante de apellido “Vigueres”.



–¿Su hermano Mayo tenía en el bolsillo a Vigueres? –insistió Purpura.

–Correcto –soltó el testigo presentado por el Departamento de Justicia en la Corte de Brooklyn, con el claro objetivo de criminalizar a El Chapo.

–¿Hubo una segunda reunión con García Luna cuando ya era Secretario de Seguridad Pública?

–Correcto.

–En un portafolio (maleta) usted le entregó de 3 a 5 millones de dólares, ¿correcto?

–Sí, había dinero.

–El dinero que le entregó en 2007 era de parte de su hermano Mayo, ¿correcto?

–Correcto.

El abogado de Guzmán Loera –acusado en la Corte de Brooklyn de 11 delitos federales relacionados con el tráfico de drogas y lavado de dinero– preguntó al testigo que cuál era el objetivo del segundo pago al entonces secretario de Seguridad Pública en el sexenio calderonista.

El Rey explicó que los sobornos eran para garantizar que le permitiría a su hermano, con toda tranquilidad, manejar el negocio del trasiego de narcóticos y evitar que lo arrestaran por ello.

El representante legal de El Chapo también preguntó a Zambada García si estaba enterado de que García Luna tenía “compromisos” con Arturo Beltrán Leyva, líder del cártel de los Beltrán Leyva, que dominaba las plazas de los estados de Guerrero y Morelos y con quien el cártel de Sinaloa libraba en esos momentos una guerra a muerte sin cuartel.

El exsocio y examigo de El Chapo Guzmán afirmó que estaba enterado de esos compromisos de García Luna y los Beltrán Leyva. Y fue entonces cuando Purpura le preguntó sobre un soborno a García Luna por parte de los Beltrán Leyva.

El abogado formuló su cuestionamiento sobre un hecho presuntamente ocurrido en 2006 o principios de 2007, cuando los hermanos Arturo y Héctor Beltrán Leyva, así como Edgar Valdés Villareal, La Barbie, y Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio, juntaron entre todos 50 millones de dólares para dárselos a García Luna para garantizar la protección a la organización y sus operaciones de tráfico de drogas.

“Eso se decía”, dijo El Rey al abogado.

–Vamos a 2005, ¿quién es Rogino? –cuestionó Purpura.

–Era secretario de gobierno.

–¿Secretario de gobierno cuando Andrés (Manuel) López Obrador era el jefe de gobierno de la Ciudad de México?

–Así es.

–¿Cuánto dinero le dio a Rogino en 2005?

— No estoy seguro, pero fueron algunos millones de dólares.

El funcionario en el gobierno de López Obrador supuestamente quería el dinero para garantizarle protección al Cártel de Sinaloa, ya que eventualmente, dijo, él iba a ser secretario de Seguridad en la capital mexicana.

En 2005, Gabriel Regino estaba a cargo de la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina y era uno de los principales asesores legales de López Obrador, ahora presidente electo de México.

Por su lado, el juez Cogan informó a los integrantes del jurado, a la fiscalía que acusa a El Chapo y a la defensa del narcotraficante mexicano, que “suprimía” de la información pública del proceso la transcripción de las conversaciones en privado, que la semana pasada tuvo con la parte acusadora y los abogados del acusado.

El magistrado federal argumentó que esa información se mantendría sellada, pese la insistencia de la prensa que se lo hizo notar formalmente por medio de una carta, para evitar acoso y vergüenza de una persona mencionada y que nada tenía que ver con el caso directamente.

A la quinta audiencia de su juicio, Guzmán Loera llegó ataviado con un traje azul oscuro, corbata azul y camisa beige. Su esposa Emma Coronel, presente en la sesión, vistió en esta ocasión un pantalón de mezclilla azul, blusa y saco negros, y sus infaltables zapatos negros de tacón aguja.

Como en las audiencias anteriores, El Chapo y Emma intercambiaron miradas y muecas románticas en varios momentos a lo largo de la sesión judicial en Brooklyn.

Además, concluyó la participación de Jesús Zambada García como testigo de la defensa, y luego el gobierno de Estados Unidos presentó a declarar a dos exagentes de la DEA y a uno de Aduanas, quienes hablaron de tráfico de drogas, pero hasta el momento sin relacionar directamente al acusado.

El juicio contra Guzmán Loera se reanudará el próximo lunes 26 debido al receso que dictó el juez Cogan por la celebración en Estados Unidos del Día de Acción de Gracias.

La Palapa de Leslie Restaurante en Guaymas



  








Ferreteria El Coca









Decore Guaymas






Taller mecanico Mike