shopify analytics


                                   
E-Mail: monitorguaymas@prodigy.net.mx         Color   

Banner

El piloto (que luego fue gerente) empuja a “El Chapo” más abajo en el infierno: da detalles de todo



El piloto (que luego fue gerente) empuja a “El Chapo” más abajo en el infierno: da detalles de todo


Tomado de Sin Embargo
EFE
26 de noviembre de 2018

El piloto, que dijo obtuvo su licencia en Texas, indicó además que trabajó para el acusado entre 1986 y 1998 como piloto, encargado de hablar con los cárteles de Colombia (Cali, Medellín), de recibir los cargamentos que llegaban desde este país y enviarla a Estados Unidos, y hacer los pagos, entre otro trabajo como “gerente”, que incluyó abrir oficinas para Guzmán Loera en diferentes lugares del país.

Martínez explicó como anécdota que en un viaje a Durango rompió la hélice de un avión y el Chapo le dijo que era un “mal piloto”, tras lo cual no volvió a pilotar para él.

Nueva York, 26 de noviembre (EFE).– El Gobierno de Estados Unidos sentó hoy en el banquillo de los testigos a Miguel Ángel Martínez Martínez, quien trabajó para el Cártel de Sinaloa bajo las órdenes directas de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera como su piloto y a cargo de contactar a los cárteles colombianos que le suministraban la droga.

Martínez, alias “El Toloche” y “El Gordo”, entró a la sala de la corte federal de Brooklyn del juez Brian Cogan donde se lleva a cabo el juicio por la puerta principal y sin voltear la mirada, caminó hasta el asiento designado a los testigos e identificó a Guzmán Loera como su antiguo jefe, tras responder a preguntas de la Fiscalía de Nueva York.

“¿Para quién trabajó?”, le preguntó el Fiscal, a lo que el testigo señaló sin titubear a Joaquín Guzmán Loera, tras lo cual le preguntó:

“¿Con quién se reportaba usted?”.

“Exclusivamente con Joaquín Guzmán Loera”, respondió.

El piloto (que luego fue gerente) empuja a “El Chapo” más abajo en el infierno: da detalles de todo
Reproducción fotográfica de un dibujo realizado por la artista Jane Rosenberg donde aparece el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán mientras saluda a su esposa antes del inicio del primer día de su juicio el martes 13 de noviembre. Foto: EFE


–¿Con qué otro nombre se le conocía?

–”El Chapo”, “El rápido”, “El ingeniero, “El Doctor, El Arquitecto” –se escuchó de Martínez en la sala del tribunal.

Luego, el Fiscal le preguntó si veía a Guzmán Loera en la sala y tras responder de forma afirmativa y ante el requerimiento del Gobierno, le identificó como el hombre que llevaba la chaqueta negra y camisa crema, la indumentaria de hoy de “El Chapo”.

El piloto, que dijo obtuvo su licencia en Texas, indicó además que trabajó para el acusado entre 1986 y 1998 como piloto, encargado de hablar con los cárteles de Colombia (Cali, Medellín), de recibir los cargamentos que llegaban desde este país y enviarla a Estados Unidos, y hacer los pagos, entre otro trabajo como “gerente”, que incluyó abrir oficinas para Guzmán Loera en diferentes lugares del país.

Martínez explicó como anécdota que en un viaje a Durango rompió la hélice de un avión y el Chapo le dijo que era un “mal piloto“, tras lo cual no volvió a pilotar para él.

El juicio en Nueva York por narcotráfico contra Guzmán Loera continúa hoy, en su sexto día, y ha estado rodeado de una gran expectación por quién sería el nuevo testigo de la Fiscalía, lo que llevó a incrementar las medidas de seguridad en la sala del juez Brian Cogan que preside el caso.

Como parte de estas medidas, el testigo no podrá ser dibujado por los artistas de la corte federal de Brooklyn, por petición del Gobierno de Estados Unidos, y la sala, según dijo el juez Brian Cogan, deberá ser preparada para recibirle con discreción para cuando se reinicie la sesión, prevista para primera hora de la tarde.

El juez ordenó además antes del receso que la esposa de Guzmán, Emma Coronel, pase nuevamente por el detector de metales “antes del próximo testigo” porque entró a la sala con un celular, lo que está prohibido.

Durante la mañana testificó un asesor de la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos, quien explicó el blanqueo de dinero por parte de las organizaciones criminales, como la de los cárteles mexicanos del narcotráfico.

TESTIMONIO DE “EL REY” ZAMBADA

Jesús “El Rey” Zambada García, quien estuvo a cargo de las operaciones del Cártel de Sinaloa en la Ciudad México y es testigo de la Fiscalía de Nueva York contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, detalló el pasado 19 de noviembre cómo evolucionó la relación de ese grupo con el Cártel de Los Zetas y cómo estalló la guerra entre ellos en 2008.

En su tercera sesión ante el tribunal de la Corte Federal de Brooklyn, en Nueva York, Zambada García siguió dando detalles sobre cómo el acusado por narcotráfico habría ordenado varios asesinatos de sus rivales, así como sobornos a policías para poder actuar con impunidad.

Zambada recordó que participó en varias reuniones con su hermano Ismael “Mayo” Zambada, también líder del Cártel de Sinaloa, en las que se discutieron los asesinatos.

Alan Feuer, el periodista que ha estado dentro de la Corte reportando las principales incidencias para The New York Times, reportó que Zambada detalló que uno de los asesinatos que Guzmán Loera habría ordenado es el de Rodolfo Carrillo Fuentes, quien fue asesinado en 2014 en un cine de Culiacán, luego de que se negó a darle la mano a “El Chapo”.

Rodolfo Carrillo fue asesinado junto a su esposa. Según informes, la ejecución habría sido ordenada por Guzmán Loera.

El periodista del Times reportó que “El Rey” también señaló a “El Chapo” por ordenar el asesinato de Julio Beltrán Leyva por haber desobedecido una orden de no hacer un envío de cocaína a Acapulco.

El testigo afirmó que en 2002 cambió la estructura del Cártel de Sinaloa después de que Edgar Valdez “La Barbie”, miembro de esta organización, asesinara al hermano de uno de los líderes de Los Zetas.

La Barbie se refugió con Arturo Beltrán Leyva, de Sinaloa, quien le brindó protección, iniciándose los problemas entre ambos cárteles, hasta desembocar en la guerra en 2008.

La Fiscalía llevó ese tercer día de interrogatorio a dejar establecido el organigrama de líderes de los cárteles y que el acusado, a su juicio, era el máximo líder del cártel de Sinaloa.

Zambada, a cargo de las operaciones del cártel en Ciudad México, detalló la corrupción en el aeropuerto de esta ciudad que permitió la llegada de aviones comerciales con cargamento de cocaína desde Suramérica, así como mordidas a policías.

Explicó que pagó personalmente 250 mil dólares a un capitán de la policía para evitar que Guzmán Loera fuera capturado en 2003 en la montaña donde se había refugiado, tras fugarse de una cárcel de máxima seguridad dos años antes.

“El Rey” dijo también que entregó el dinero que exigía el capitán, que le fue luego reembolsado por orden del propio Chapo, quien se lo habría agradecido personalmente durante un encuentro que sostuvieron en el lugar donde se escondía en ese momento.

La Palapa de Leslie Restaurante en Guaymas



  








Ferreteria El Coca









Decore Guaymas






Taller mecanico Mike