shopify analytics


                                   
E-Mail: monitorguaymas@prodigy.net.mx         Color   

Banner

El ‘Calamarcito’ tuvo padres, pero no tuvo hogar, sus papás fueron las calles de la Yucatán que lo convirtieron en un delincuente



El ‘Calamarcito’ tuvo padres, pero no tuvo hogar, sus papás fueron las calles de la Yucatán que lo convirtieron en un delincuente


MONITOR GUAYMAS
Con información de Karla Montaño Berrelleza
10 de junio de 2019

El Calamarcito ya tiene 17 años, tiene nombre, se llama José Armando Castillo Medrano, tiene padres, pero no se ocuparon de él, a los 7 años fue encontrado por la policía vagando por las calles de la Yucatán, fue entregado a la mamá, estaba en la calle porque ni su papá ni su mamá lo cuidaban, se quedó con la abuela que trabajaba de noche.

A los 11 años se le hizo su primera ficha, fue de los primeros niños puestos en resguardo por la Unidad de Violencia Intrafamiliar, en el año 2014 el ex presidente Otto Claussen Iberri inauguró el módulo de la Unidad Especializada de la Policía en la Atención de la Violencia Intrafamiliar (UNEPAVIF), lo que suponía contar con un modelo integral para la atención y protección a víctimas de violencia doméstica y maltrato infantil, desde entonces José Armando ya presentaba actitud antisocial y violencia hacia los policías, la abuela iba por él siempre que lo ponían en resguardo y el DIF se lo entregaba, la autoridad no cambió el rumbo de su vida.

De los 10 a los 13 años fue detenido entre 20 y 30 veces, el “Calamarcito” creció en las calles, ahí donde un niño no encuentra buena educación, ahí donde lo que se encuentra son drogas, se conoce delincuentes, se aprende a robar y a prostituirse para conseguir drogas.

José Armando dejó de ir a la escuela a los 8 años, malamente el DIF nunca lo resguardó como se debería, siempre lo devolvieron a la abuela, el “Calamarcito” ya tenía una adicción muy arraigada, desde los 11 años inhalaba resistol, después continuó con el cristal y ahora tiene como 150 ingresos a las celdas municipales por robo.

La semana pasada fue detenido nuevamente, acababa de salir de un anexo, se le ve mejor alimentado, tenía un tiempo sin drogarse. José Armando lleva 10 años en las calles, entrando y saliendo de las celdas especiales porque todavía es menor de edad, con la boleta 0189 fue detenido en la avenida 6 y calle 10 a las 3:45 a.m. En la Yucatán ya no lo aguantan, lo que ve roba, no sabe hacer otra cosa.

La Palapa de Leslie Restaurante en Guaymas



  








Ferreteria El Coca









Decore Guaymas






Taller mecanico Mike